Cirugía Transanal Miniinvasiva (TAMIS) Caso Clínico

  • Marcelo Viola Malet Dr
  • Isabel Gabito Unidad de Coloproctología. Clínica Quirúrgica “1” Hospital Pasteur. Prof. Dr. Fernando González Calcagno. Montevideo, Uruguay.
  • Alejandra Liz Unidad de Coloproctología. Clínica Quirúrgica “1” Hospital Pasteur. Prof. Dr. Fernando González Calcagno. Montevideo, Uruguay.
  • Álvaro Lavega Unidad de Coloproctología. Clínica Quirúrgica “1” Hospital Pasteur. Prof. Dr. Fernando González Calcagno. Montevideo, Uruguay.
  • Emilia Cerchiari Unidad de Coloproctología. Clínica Quirúrgica “1” Hospital Pasteur. Prof. Dr. Fernando González Calcagno. Montevideo, Uruguay.
  • Gonzalo Gayo Unidad de Coloproctología. Clínica Quirúrgica “1” Hospital Pasteur. Prof. Dr. Fernando González Calcagno. Montevideo, Uruguay.
  • Diego Lapiedra Unidad de Coloproctología. Clínica Quirúrgica “1” Hospital Pasteur. Prof. Dr. Fernando González Calcagno. Montevideo, Uruguay.
Palabras clave: Resección transanal. TAMIS. Pólipos colorrectales

Resumen

Introducción.

La cirugía miniinvasiva transanal es un abordaje que se ha venido desarrollando en la última década como una herramienta muy eficaz en el tratamiento de lesiones de recto medio-bajo, tanto benignas como malignas en etapas tempranas.

Consiste en la utilización de un dispositivo que se coloca en forma transanal, que permite a su través realizar una insuflación del recto, e introducir pinzas de laparoscopía para realizar la excéresis completa de lesiones rectales. Éste abordaje cumple con todos los preceptos de la cirugía miniinvasiva.

 

Descripción.

Presentamos el caso clínico de una paciente de 68 años, a la cual realizamos mediante TAMIS (TransAnal Miniinvasive Surgery), una resección de espesor total de la pared del recto bajo, incluyendo la cicatriz de un procedimiento endoscópico previo insuficiente.

La paciente se realizó, en julio de 2019, una videocolonoscopía (VCC) por una prueba de sangre oculta en materia fecal (FECATEST) positiva, la cual mostró un pólipo sésil de recto de 2,5cm de diámetro a unos 6-8cm del margen anal que se reseca en su totalidad por técnica de piecemeal. El resultado anatomopatológico informó la presencia de unadenocarcinoma con infiltración submucosa de 4 mm de profundidad. Márgenes a menos de 1mm de la lesión.

Se solicitó una nueva VCC en diciembre de 2019 que evidencia, a unos 6-8cm del margen anal, sobre cara posterolateral derecha, la cicatriz de la polipectomía previa, sin resurgencias. Resto del colon sin lesiones.

Examen proctológico: no se palpa la cicatriz.

Con vistas a completar la evaluación de la paciente, se solicitó una resonancia nuclear magnética (RNM) de abdomen y pelvis que informó: área de leve engrosamiento mucoso de 30 mm en cara póstero-lateral izquierda del recto a 5 cm del margen anal. No presenta restricción a la difusión ni realce con contraste que sugiera a actividad tumoral. Mesorrecto sano. No hay otras alteraciones patológicas en el estudio. Marcadores tumorales dentro de rango normal.

Se discutió con la paciente las diferentes opciones terapéuticas: control con examen clínico, rectoscopía y RNM o ecografía endorrectal seriadas o, resección de espesor parietal total de la cicatriz para estudio anatomopatológico completo y estadificación de la lesión. Discutidas las ventajas y desventajas de cada opción, la paciente y su familia optaron por la cirugía.

Se realizó la misma sin incidentes otorgándole el alta a domicilio a las 24hs de la cirugía. Se controló a la semana, al mes y a los 3 meses permaneciendo asintomática hasta la fecha.

Conclusiones.

La resección miniinvasiva de lesiones de recto con fines diagnósticos o terapéuticos es una opción segura y confiable. Nos permite obtener una pieza íntegra para su análisis anatomopatológico, lo que otorga una mayor seguridad para la toma de decisiones frente a la estadificación de la lesión.

Publicado
2021-09-13
Número
Sección
Videos